Versos de la Andadura Mujer: POEMA COLECTIVO

Escrito por libreríodelaplata el . Posteado en Poesía

alma rezaEl miércoles pasado, día de Sant Jordi, la historiadora Alma Reza leyó en Radio Sabadell el poema construido por mujeres poetas provenientes de diferentes partes del mundo. El pasado 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, el Librerío de la Plata de Sabadell, con el apoyo del Ayuntamiento convoco a la construcción de este poema colectivo, con el objetivo  de tejer los andares y decires de mujeres de diferentes lugares y experiencias. A lo largo de un mes se fueron recibiendo los versos que en las manos y el sentir de la poeta Lilián Toledo de Uruguay y de la historiadora mexicana Alma Reza cobraron la forma que aquí presentamos. A ambas, un profundo agradecimiento por su entusiasmo, dedicación e implicación en el proyecto.

A continuación, la lista de las poetas responsables de este tapiz de versos, a quienes agradecemos su espíritu creador y solidario.

Poetas:

Anaïs Abreu (México) Marian Arija Santamaria (Sevilla) Jenny Bernal (Colombia) Olga Bosch (Barcelona) Julia Erazo (Ecuador) Maria Rosa Fenoll (Barcelona) Mar G. Fernández (Madrid) Raquel Finkelstein (Canelones) Mabel Beatris García I. (Paysandú) Ethel Gomez (Montevideo) Yasnaya Guibert (Barcelona) Mariana Garvis (Rumanía), Eilyn Lombard (Cuba), Laura Martínez Coronel, (Melo), Marimar Martínez Lazo( Almería), Dolores Meijuero Verdes (Montevideo), Diana Reza (México), Mercè Sanchís (Barcelona), María Tabares (Colombia), Gabriela Toledo (Canelones), Mirta Toledo (Canelones), Olga Traba (Uruguay), Alicia Vázquez (Montevideo), María del Rosario Vázquez (Barcelona).

VERSOS DE LA ANDADURA MUJER

Qué decirle a los pies que lloran la tierra de otros tiempos

todo ombligo es un volcán que espera a que llegue, quieta, la noche ensalivada.

Lo que ha de venir es y será siempre una muestra pequeñísima de sueño y polvo que se levanta

el tiempo corre formando caminos y ríos

hacen el mapa y la bitácora

grafías de árboles, algas, peces

personas diminutas que parecen caminar a la par por sus orillas

la noche y el día se repiten irremediables

sobre el papel envejecido

en ocasiones húmedo

recorte de un cuaderno que es necesario llevar en el bolsillo

fragmentos e instantáneas que hormiguean crucigramas borroneados

por los días a veces ásperos, otras rancios

tránsito de luz fantasma que deviene con el sol

en las líneas trazadas de la tarde la piel se escribe muda

estirando la noche en ríos de letras

Y qué sino lluvia,

este rumor de piel que llega al final del día

Vuelvo a mi madriguera

a mi pensamiento infinito recupero mi alma primigenia.

Qué banal se ve el mundo

Que insignificante la vida

Tu mejilla húmeda de mí

descansa en mi brazo izquierdo

mientras yo acaricio tu espalda cansada….

cubre su rostro

lo descubre y no la miran

la ven y no.

…Con alevosa inocencia

fuimos acunando una biografía

en la que el mundo/ sólo puede hacer pie

en otro mundo

Qué decirle a los pies que lloran la tierra de otros tiempos

Qué decirle a este pie, y al otro

blancos, negros, verdes, amarillos, chicos, grandes que marcan las huellas del camino desde siempre

Qué decirle a este pie, allí atascado, tarareando una canción de silencios acumulados

Porque ese pie camina abrigado y sin abrigos entrelazando sueños desflecados entre sus dedos acariciado.

Y este pie aquí solo que transita incansable otro camino, marcando olfateando huellas de otros tiempo. Que le digo, que está solo y llora.

Donde encontrar más lagrimas para cobijarse mientras las traga y sigue como si siempre,

como si nada

Ya vienen esos otros rojos, verdes y amarillos entrelazados

Sigue que ya es tiempo

Tejiendo con los pies

ligeros o de plomo

por todos los caminos

una urdimbre común

de variados colores

texturas variopintas

con hilos de ilusión o de miedo

con lanas de alegría y coraje

tejer, tejer, tejiendo…

Un nuevo amanecer desde una vista privilegiada, siento como la brisa marina baila

alrededor de mis pies descalzos. Sentada con una manta en mi alrededor y una taza de té

humeando, con unos ojos que aún recuerdan el sueño, sonrío al ver que tengo una nueva

oportunidad para vivir, amar y soñar.

Ay, no puedo verlo

se fue

era un sueño

no existió jamás

podré ser la isla la mujer isla que se deja besar por todas las aguas

la mujer círculo finalmente.

y la manzana cae desde la tierra al mundo con una voracidad de estallidos fugaces

Defiendo mi alegría.

La bandera feroz que yo he tejido,

para que me proteja,

para que me bendiga en este desarraigo.

Tengo un sueño jugueteando en las alas de la mujer que quiero ser. Me ayudan a despertar?

No ploreu si em veieu marxar, mai marxem del tot, tan sols tornem a començar

-El amor tiene cuatro letras, como instantes tiene la vida, no perdamos el tiempo pues, y

dejemos que nuestro corazón se inunde de él.

Descubriendo el mundo me quedé fascinada por la fuerza de la fragilidad de las mujeres

Me levanto de las cenizas

me duelen cicatrices viejas

tengo un corazón latiendo siempre

no sé dónde voy

pero sé de dónde vengo

y conozco el anhelo de mi corazón

conozco a qué vine

el mundo siempre espera el trabajo de mis manos.

Amanece se tiñe lento el rostro del día, me busco

Hay días que la miran y no la ven

Muchos días

Días en que las llagas se te cuelan en el corazón

y te aprietas

y te aprietas

días que sueñas con otros días

días en que aprovechas una luz roja para dar

recibir un beso

Mi voz, como bálsamo maldito.

Como flujo punzante que lentamente marchita las escarchas.

Como cenizas de latido.

Como romperme a pedazos,

dejar rugir al Mistral,

desvanecer la piel muerta,

derretirla en las mejillas…

y desplegar las alas.

Lloraba, lloraba

su desconsuelo,

en su amargura…

escupía la añorada despedida.

Llueve fuera,

y, la lluvia alivia la ausencia

añorada, sentida…

en tus versos,

tus besos siento

Querer un sueño y esperar que no suceda por temor a que se hagan realidad los deseos

más íntimos y despertar fuera de ellos.

Juntar la espesura del polvo

siendo el polvo mismo

una bocanada tangible

un canto digno hacia la vida

Tú, mujer de paso firme, siente la osadía del deseo y pregónalo hasta no dejar la más

mínima frontera en tu alma.

Etiquetas:,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario