Tranquilo, Mario.

Escrito por libreríodelaplata el . Posteado en Anécdotas y curiosidades

paloma 1Más o menos cada día, esta paloma entra al Librerío.

Sin dejar de lado su actitud de alerta, se pasea entre los libros, se sube a las mesas y observa. Al salir, se para en la puerta, vuelve la cabeza hacia uno y otro lado y levanta vuelo. La primera vez que intentamos tomar una foto, se asustó y se fue. Sin embargo, al día siguiente regresó y la foto fue posible. En este corto tiempo que queda hasta que el frío ya no nos permita tener la puerta de calle abierta, nos disfrutaremos mutuamente.

Nos gusta pensar que es Mario Levrero quien nos la envía para ver que todo esté en orden y que sigan marchando de aquí lectores con “La novela luminosa” bajo el brazo. (Es un decir, marchan con “La novela luminosa” en una bolsa de #transportocultura, como debe ser.)

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario