“Querida niña” de Edith Olivier

Escrito por libreríodelaplata el . Posteado en Uncategorized

 

querida niña

Agatha Bodenham había sido una niña solitaria, una muchacha solitaria, y ahora, a los treinta y dos años, una mujer aún más solitaria. Su madre acaba de morir y lo único que se le hace extraño en el presente es no escuchar el ruido del cuchillo y el tenedor durante la cena o el entrechocar de las agujas de tejer por la tarde, porque, en realidad, nunca hubo intimidad entre ellas. Al vacío que siempre ha sentido ahora se suma el silencio. Entonces, alguien se asoma desde su pasado: Clarissa, la amiga imaginaria que ella inventó a sus catorce años y con quien lo compartió todo. A partir de allí, una ilusión comienza a cobrar fuerzas ¿Por qué no volver a jugar con la niña? Y es tal la intensidad de ese deseo, que Clarissa vuelve.

“Querida niña” podría ser la historia de una obsesión, de un delirio enfermizo que se va haciendo cada vez más sólido, tal como sucede con el cuerpo y la personalidad de la amiga imaginaria, poco a poco visible también a los ojos de los demás. O la fantasía de  Agatha de poder deshacer los dieciocho años de inmovilismo más que de andadura y volver a su infancia, transformarse en  “el único ser que había conseguido despertar su propia personalidad y la había hecho receptiva” y así experimentar cosas que le fueron negadas, familia, maternidad, amor.

O tal vez sea un oscuro cuento de hadas, en el que Clarissa,  como “Remedios la Bella” de Cien años de soledad, fuera ese ser ajeno al mundo, ciega a las emociones y pasiones que despierta a su alrededor y que llegado un  día, también desaparece.

Edith Olivier(Wilton, 1872-1948) escribió con maestría esta novela  visual y cinematográfica (¿tendrá algo que ver los genes compartidos con su primo Lawrence Olivier?) que hoy publica Periférica y que es una oportunidad para descubrir a tan magnífica escritora.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario