“El secreto del náufrago” reseña de José María García

Escrito por libreríodelaplata el . Posteado en Recomiendan los lectores

náufragoSi leer a José Luis Muñoz es en sí mismo un goce para el intelecto, hacerlo en una novela de amor, histórica y de aventuras, el placer es triple. Y si a ello le añadimos el atractivo indudable de un personaje tan enigmático como Cristóbal Colón, nos encontramos ante una obra perfecta. En ella encontramos la aventura de un náufrago, épica y trágica a un tiempo, pero también la sensibilidad de una mujer, Felipa Moniz de Perestrello, entregada en cuerpo y alma al cuidado de un enfermo de sífilis del que se enamora hasta la locura. Y por supuesto, el proyecto apasionado y febril de quien luego sería el más famoso marino de todos los tiempos.

Cristóbal Colón, aunque no deja de ser el protagonista de la novela, queda ensombrecido por la fuerza con la que emergen el náufrago (cuyo nombre es genialmente ocultado hasta la última frase del libro  y que no desvelaré) y su esposa, el uno por el relato de su viaje y naufragio y la otra por la historia de amor frustrado que padece.

Las ambiciones de Cristóbal Colón, sus ensoñaciones y su oscuro pasado son retratados, con precisas pinceladas,  de forma magistral, centrándose en un momento muy concreto de su vida, cuando se le atribuye su residencia en Porto Santo, uno de los extremos occidentales de la civilización conocida hasta entonces. Se trata de los años previos a su famosa expedición descubridora del Nuevo Mundo, y se recrea la historia –creo que no confirmada pero bastante aceptada- de que Colón, antes de enfrascarse en su aventura para el descubrimiento de una ruta marítima hasta las Indias, había conocido a un marinero que había logrado volver con vida desde el otro lado del océano.

Todo está relatado en un bello castellano, ligeramente arcaizante, pero huyendo de amaneramientos innecesarios y con la precisión de un lenguaje a veces erudito, pero nunca pedante.

Finalmente, no quisiera terminar esta reseña sin destacar el buen ritmo narrativo de El Secreto del Náufrago, que combina el presente con el pasado reciente (el relato de su aventura del Náufrago) y con otro más pretérito (referido a la vida del propio Colón en algunos flash back) que hace de la lectura un ejercicio sin pausa, más propio de un velocista que de un corredor de fondo. Tanto es así que, siendo un maratoniano (aunque pésimo), devoré la novela en una sola noche al ritmo de un sprinter, incapaz como fui de dejar de leerla.

 

Etiquetas:,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario