Recomiendan nuestros lectores: Intemperie, de Jesús Carrasco

Escrito por libreríodelaplata el . Posteado en Recomendaciones, Recomiendan los lectores

intemperieCuando me recomendaron esta novela, la verdad es que empecé a leerla sin demasiada fe. Lo hice con el prejuicio (falso e injusto, como todos los prejuicios) de que era una obra de un autor novel que había sido muy promocionado y se trataba un negocio editorial al modo de los best sellers hechos por encargo y casi prefabricados para su éxito comercial.

Pero he de decir con mucha satisfacción que mi error era mayúsculo.

Recomiendan nuestros lectores

Escrito por libreríodelaplata el . Posteado en Recomiendan los lectores

José María García es un amigo del Librerío y gran lector, de esos a los que le gusta compartir, comentar y recomendar lo que lee.  Esta característica suya (y muchas otras más) hace que su valor sea inestimable para nosotros. A continuación, la reseña que nos ha preparado sobre el libro de Jonas Jonasson, El Abuelo que saltó por la ventana y se largó.

“Si lo que uno espera en esta vida (especialmente a ciertas alturas de ella) es que le sorprendan, la novela de este sueco socarrón no les defraudará. Para empezar, buscar un protagonista de cien años ya es de por sí un atrevimiento, máxime cuando se trata de una historia épica, llena de acción y con un ritmo narrativo altísimo. Y si a ello le añadimos la participación de personajes ilustres (o no tan ilustres, pero sí conocidos por todos) del siglo pasado como Churchill, Truman, Mao, Stalin, Franco o De Gaulle, entre otros, el resultado supera las expectativas de más de uno, entre los que me cuento.

Recomiendan nuestros lectores: 35 muertos

Escrito por libreríodelaplata el . Posteado en Autores latinoamericanos, Recomiendan los lectores

Días atrás el amigo del Librerío José María García terminó de leer esta novela. Tanto le impactó, que nos prometió una reseña para compartirla con los lectores de este blog. Cumplió su promesa y aquí está para vosotros.

“Todos los libros que leo y de una forma u otra dejan alguna huella, al final los asocias a un paisaje, unas vacaciones, un lugar, una persona…..Este, para mí es muy especial, tanto por lo impactante de su lectura, como por el hecho de que lo tendré siempre vinculado a la inauguración de El Librerío, y por la generosidad de Sergio Álvarez con Cecilia y Miguel, quienes por otra parte merecen todo lo bueno que les pase y mucho más.

Pero hablando concretamente de 35 muertos, es una obra tan grande que me hace sentir pequeño intentando hacer una reseña. Como no soy ni pretendo ser escritor, carezco de recursos lingüísticos suficientes y dignos para calificarlo. En una aproximación pretenciosa por mi parte, diría que es fabuloso, una obra maestra, un nuevo referente literario muy difícil de superar. Y si me preguntasen de qué género es la novela, volvería a quedarme sin adjetivos. No es una novela histórica, a pesar de ser históricos muchos de los hechos que relata; no es de aventuras, aunque son muchas las que viven los protagonistas. Quizá sea una novela negra, pero definirla así sería estrechar demasiado su definición. Tampoco es una novela de amor, desde luego, aunque el amor, el desamor y sucedáneos de éste y aquél son protagonistas permanentes en la obra.

Nuestros lectores recomiendan: “El hereje”

Escrito por libreríodelaplata el . Posteado en Recomiendan los lectores

Hoy os quiero hablar de una novela, escrita por Miguel Delibes a finales de los años 90 del siglo pasado, que, como veis, no es ni el último ni siquiera el penúltimo éxito editorial de la literatura española y que, por tanto, podemos adquirir por unos pocos euros en cualquier librería.

“El hereje” es un libro fabuloso, por muchas razones. Y debía serlo para que captara mi atención, pues ni la temática (El Concilio de Trento, el advenimiento en España de la Reforma Luteranas, la Contrareforma Católica, la vida en la Castilla del siglo XVI), ni a priori el autor (Un tipo de ideología conservadora a quien consideraba hasta entonces atildado y hasta un punto pedante), me parecían en absoluto atractivos.  Pero salvados los prejuicios, empecé a leerlo y rápidamente vi que estaba tan errado como  Leonel Messi haciendo su declaración de la renta: Aquello valía mucho más de lo que le atribuía mi  ignorancia supina.

Pero a lo que iba, las razones que me hacen calificar de fabuloso el libro es la capacidad inigualable que tiene Delibes de provocar tu interés por personajes tan alejados en el tiempo, las ideas y el espacio del potencial lector como un comerciante castellano de hace seiscientos años, preocupado por la reforma luterana que de forma clandestina introducía y divulgaba las ideas y los libros de La Reforma en España.

Nuestros lectores recomiendan: “El chino” de Henning Mankell

Escrito por oscaradmin001 el . Posteado en Recomiendan los lectores

Hace unos años, no muchos, cayó en mis manos una novela deHenning Mankelltitulada “EL CHINO”.

Al principio, parece una novela negra al uso, con sus asesinatos, sus pistas, sus investigadores y sus sospechosos. Nada nuevo, bien escrito, pero no más original que cualquiera de las cientos de novelas policiales que nos llegan desde Escandinavia.

Sin embargo, pronto vemos que no es una novela negra normal. A través de un recurso literario bastante original, cual es la lectura de un viejo diario escrito por un chino que llegó a los Estados Unidos de América en la segunda mitad del siglo XIX, secuestrado para trabajar en un régimen de auténtica esclavitud, nos presenta una visión poco conocida de la conquista del Oeste Americano, tan sorprendente como veraz. Acostumbrados como estamos a la visión épica que nos dan las películas del mal llamado género Western  y la literatura de consumo hasta hace relativamente poco tiempo (las conocidas Novelas del Oeste, popularizadas en España por Marcial Lafuente (Estefanía), nos sorprende ver la verdadera forma en que el capitalismo más salvaje construyó la línea de ferrocarril que atravesó los Estados Unidos de Este a Oeste, Y es que si el Oeste era salvaje, no lo era por los indios, los búfalos o las serpientes de cascabel, como nos han hecho creer siempre, sino que lo era por los métodos utilizados por las grandes corporaciones (Union Pacific  fue un claro ejemplo), que no dudaron en explotar impunemente a seres humanos para la construcción del ferrocarril, sin el más mínimo respeto por la dignidad humana.